ABRIRSE A LA GRACIA

Om Shanti Shanti Om

Vamos a concentrarnos en el otro clic de la Cajita Mágica, que en realidad son dos cosas . Es rendirnos, entregarnos, y es abrirnos para recibir. Muy pronto os vais a dar cuenta lo relacionado que está lo uno con lo otro, prácticamente la misma cosa. 

Vamos a practicar un poquito lo más fácil que es abrirnos a recibir. Cuando tenemos algo delante de nosotros, un paisaje precioso, un olor agradable, cuando no metemos la mente de por medio, simplemente nos expandimos con eso, es una cuestión natural. Cuando no metemos a la mente a juzgar, a definir a buscarle los peros a las cosas. Entonces vamos a aprovechar lo que tenemos, estas flores que huelen tan bien (Luis señala el ramo de flores que tiene al lado), vamos a empezar abriéndonos al olor de estas flores. En realidad nos abrimos, sentimos como nos estamos abriendo, porque es tan maravilloso el olor, que no hay ninguna defensa, no puede haber defensa, porque es perfecto lo que estamos recibiendo, entonces nos abrimos a recibir. Y la mente va a tratar de meterse, por supuesto, eso no va a faltar, la mente va a tratar de buscar la forma. No la dejéis, no le hagáis caso, abriros.

Y abrirse no requiere ningún esfuerzo, si sentís que estáis haciendo un esfuerzo la mente se está metiendo, recibir no requiere ningún esfuerzo, simplemente abrirse.

(largo silencio)

Recibir embriaga, porque estáis recibiendo gracia, os estáis abriendo a La Gracia, y embriaga.

Ahora quiero que individualmente salgáis a los jardines y os abráis a todas la cosas que La Gracia a colocado ahí. Sin esfuerzo. No los coches ni los edificios. Los árboles, el sol, el viento, las sombras, los pájaros, los sonidos, abriros uno a uno a todo ello, por vuestra cuenta, individualmente. 

(Paseo)

¿Qué tal? ¿Qué tal el colocón? Embriaga ¿Verdad? Y es gratis, cuando queráis (risas). Pero hay una cosa, os engañé un poquito. Os puse a abriros a determinada cosa, pero en realidad cuando os abrís a una, os abrís a todo. Os lo dije ayer, La Gracia no sabe de un poquito de esto, un poquito de otro. O es todo o no es nada. La Gracia es digital, es o cero o uno. Cuando os abrís a una cosa os estáis abriendo a todo el universo, así que vamos a ser ambiciosos y a vamos a abrirnos a todo el universo, sin discriminar esto ó aquello. Nada. Venga pacá. 

(Música:  What a Wonderful World (Louis Armstrong) / Lo Verás (Chambao)

De la misma forma que cuando  nos abrimos a algo, nos abrimos a todo el universo, cuando rechazamos algo, rechazamos a todo el universo, por eso hay que aceptar siempre todo, tal y como viene.

Deberes para hacer en casa. Abriros todo el tiempo, cuando os deis cuenta que no estáis abiertos, abriros. Dormiros abiertos al universo, despertaros abiertos al universo, acostumbraros a estar abiertos todo el tiempo, que toda esa maravilla que tiene el universo para vosotros, lo recibáis. Y acordaros, tenéis que recibirlo todo, como un regalo, lo que os gusta y lo que no. Porque si rechazáis algo, tampoco vais a recibir nada.

Om Shanti Shanti Om

Luis de Santiago

Sobrado dos Monxes.  22 de octubre, 2019